squash.com.mx El mundo del squash en un solo lugar

Entrevistas

Jugar con los mejores para ser el mejor

- Entrevista con Mario Iván Sánchez Oviedo (1ª parte)
Redacción

El auge del squash en México se dio en los años 70 en donde importantes squashistas aparecieron en el ámbito deportivo. La tradición de este deporte era principalmente familiar, en la que destacan nombres que actualmente conocemos y que han dado impulso a nivel nacional e internacional a tan apasionante deporte. Para entender el presente es necesario conocer el pasado, es por eso que en la sección de Entrevistas de Squash.com.mx abre su espacio para dar cabida a quienes forman parte de esta historia. 

Mario Iván Sánchez Oviedo, con una trayectoria de 16 años como jugador profesional en la que destacan siete títulos de Campeón Mundial y su posición dentro de los 5 primeros jugadores del Mundo según la World Profesional Squash Association (WPSA), es quien en esta ocasión compartió su experiencia y anécdotas que ilustran este camino. 

De familia squashista

“Yo empecé a jugar a los 7 años en el deportivo Chapultepec otros deportes de raqueta, después a los 12 años comencé a jugar squash. En el 74 gané el Campeonato Mundial Infantil”, platicó Mario Sánchez, quien además destaca que fue campeón nacional dieciséis años (1975-1991). 

Dos figuras fundamentales que influyeron en la carrera de Mario Sánchez fueron su tío Raúl Sánchez y su padre Carlos Sánchez, ambos jugadores profesionales quienes fueron miembros del equipo mexicano de frontenis (deporte de exhibición en los Juegos Olímpicos de 1968) y posteriormente grandes figuras del squash (de bola dura). 

Al preguntarle cuál era uno de los partidos que lo habían marcado compartió la siguiente anécdota: “Cuando yo tenía 12 años fui a ver jugar a mi tío y a mi papá. En las Olimpiadas del 68 estaban hechas las parejas en frontenis para que jugara mi papá en pala corta, en la cancha de 60 metros y Raúl mi tío en la de 45 que su pareja inicialmente era Jorge Morenos, pero que en los entrenamientos se dio un palazo y se rompió el talón de Aquiles, por lo que fue sustituido por Manuel Beltrán. Ya México después de mucha competencia llega a jugar contra Francia por la medalla de Plata, y en un partido de 35 puntos, llevaban a mi tío y a Manuel Beltrán un 34 – 28 los franceses a punto de ganar la medalla de plata, Manuel empieza a ganar un par de puntos enfrente y ya con uno que fallara se acababa todo, empezó a dejar un par de puntos en la parte de atrás. Los franceses empiezan a atacar y Raúl mi tío comienza a aventarse y a regresar la pelota porque iba muy rápido, y los otros atacando. Con un puntaje de 34- 33, una pelota que entra por el lado derecho, Manuel le grita a mi tío – no me queda gordo – y deja pasar la pelota. Corre mi tío a la pared abierta y llega a la pelota y la regresa, se la deja al francés al frente para que llegue con cierta facilidad, éste golpea la pelota y mete chapa, dando 34 iguales. Juegan el tanto 35, Raúl estaba lastimado, la gana Manuel del lado derecho y después de varios rebotes le da la medalla de Plata a México”. 

El ingreso al salón de la fama

Los logros obtenidos en su carrera como jugador profesional originaron en 1982 la invitación por parte de la marca Manta, de Canadá, para el diseño de su propia raqueta, que fue la número 1 en el mercado y de la cual se vendieron 20,000 ejemplares. “Cabe mencionar que esta raqueta me la encontré hace 5 años en una tienda de antigüedades y me la vendieron por $100 pesos, claro que no les dije quién era, sino me la hubieran dejado mucho más cara por el valor que tiene para mí”, compartió tras una sonrisa el campeón Mundial. 

Posteriormente en 1987, año en que vence al legendario Jahangir Khan No. 1 de ese momento con un marcador de 3-0 en el torneo de Maestros jugado en Toronto Canadá, Black Knight también saca su raqueta. A finales de los 80’s y principios de los 90’s, Prince, también lo patrocina y sacan su propia línea de raquetas, la cual “salió perfectamente balanceada y no se rompía, de esas veces que a los fabricantes les hacen un coche y nunca te da problemas de nada, que lo único que haces es cambiarle el aceite. Pues así me salió la raqueta que me duró 10 años, y la dejé de usar porque me la robaron”. 

“Hay tres personas en el salón de la fama, Raúl de Villafranca, Raúl Sánchez Martínez que es mi tío y yo. Para entrar es necesario haber sido campeón mundial y haber tenido una trayectoria en el juego”, compartió Sánchez Oviedo, para posteriormente destacar que Raúl Villafranca fue quien trajo el squash a México “quien por cierto primero jugó en un buque inglés, posteriormente construyó la primera cancha allá en el Pedregal en 1965”. 

Al ser Campeón Mundial Infantil (1974), Campeón Mundial Amateur (1979) y Campeón Mundial por Equipos (1976 y 1977) fue recibido por el entonces presidente de la República el Lic. José López Portillo. Aunque comenzó a jugar con bola dura, la incursión a bola blanda no fue mayor problema para él. 

La participación en torneos internacionales le dio una mayor preparación y nivel, además conocer otros tipos de juego, competir continuamente lo obligó a mantenerse en condiciones óptimas físicas y mentales. Vivir fuera del país y dejar todo por el deporte no lo hace cualquiera, comentó Oviedo, a lo que cuestionó: “¿Quién es mejor jugador del mundo? ¿El que tiene la técnica más depurada o el mejor competidor? Por mucho el competidor. Los de técnica depurada se quedan en los primeros 10 lugares y el competidor es el mejor del mundo, te lo digo porque así es la naturaleza humana”. 

La preparación y la entrega hacia el squash se reflejan en los torneos y mundiales ganados que marcaron camino en la historia del squash en México, en la que destacan apellidos como: De Villafranca, Sánchez, Méndez, Montero, Mandujano, Trujano, Mussi, entre otros. 

La entrevista con Mario Iván Sánchez continuará en la siguiente entrega con el tema de la época de oro del squash en nuestro país.

Busca tu club

En esta sección podrás encontrar el club más cercano a tu zona, solo ingresa tu código postal y sabrás donde acudir.


info@squash.com.mx Todos los derechos reservados 2014

Desarrollado por Itelligent